lunes, junio 24, 2024
InicioLATINOAMÉRICAEl pueblo boliviano exige elecciones

El pueblo boliviano exige elecciones

Los movimientos sociales, los movimientos campesinos e indígenas y la Central Obrera Boliviana (COB) realizaron una movilización nacional en rechazo al anuncio del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de un nuevo aplazamiento de los comicios, del 6 de septiembre al 18 de octubre. Además declararon una huelga general indefinida con bloqueo nacional, marchas en todo el país.

El Militante de Jallalla juventud y de Frente Patria Grande, Iber Mamani, consideró: «nosotros desde Argentina respaldamos la decisión del Cabildo y del Pacto de unidad del pueblo y de las organizaciones sociales en Bolivia, consideramos que las elecciones son el único camino para pacificar al pueblo y de devolverle la paz y la democracia».

El Alto, la segunda mayor ciudad del país con cerca de un millón de habitantes, fue escenario de una marcha con pancartas de la COB, de organizaciones de mineros llegadas de otras partes del país y de distintos colectivos.

Cochabamba, otras de las principales ciudades del país con más de 600.000 habitantes, también fue escenario de una marcha con consignas como: «Si no hay paz para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno de facto», reseñaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

Varios miembros del Gobierno coincidieron en sostener que las protestas apuntan a desgastar la ya deteriorada figura de la mandataria de facto y candidata presidencial. El ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo a los medios en La Paz que las marchas incumplieron medidas de cuarentena como el distanciamiento social y el uso de tapabocas, por lo que advirtió que podrían ser acusados de delitos contra la salud pública.

El TSE anunció la semana pasada que los comicios se retrasan a octubre para facilitar la votación con menor riesgo de contagios, pues a principios de septiembre la curva de positivos podría estar aún en aumento y con mayores medidas de bioseguridad contra el nuevo patógeno.

Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre por la emergencia sanitaria en el país, que acumula 2.647 fallecidos y 71.181 casos confirmados de la enfermedad entre sus once millones y medio de habitantes, lo que sitúa a Bolivia como uno de los países más afectados del mundo comparado con su población.

Los comicios para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes en Bolivia desde que se anularon los de octubre del año pasado, en los que Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido, entre denuncias de fraude que están bajo investigación judicial y que el ex gobernante indígena siempre rechazó.

Tras la crisis desatada por esos comicios y en medio de presiones policiales y militares, Morales denunció que fue forzado a dejar el poder por un golpe de Estado. Abandonó el país y, desde entonces, intenta que el MAS vuelva a ganar en las urnas desde el exilio en Argentina.

Este mes aseguró que la nueva postergación de las elecciones es inconstitucional porque no lo decidió la Asamblea Legislativa, donde el MAS conserva sus mayorías, y acusó al Gobierno de facto de Áñez de intentar perpetuarse en el poder y proscribir a su partido.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments