jueves, junio 13, 2024
InicioDDHHNunca Más!

Nunca Más!

Hoy se cumplen 45 años del último golpe de Estado, el más sangriento, el más genocida, el que torturó, que violó, que robó bebes, que se asesinó a 30 mil, que instaló un modelo capitalista que trajo endeudamiento, desempleo, pobreza, desigualdad, y cada vez más dolor.

Es difícil para los que nacimos en democracia imaginarnos esa realidad tan cruda en la que, los militares, podían secuestrar y matar a cualquiera que sintieran que estaba en contra de sus intereses. No había mas poderes que el de los militares, ni Congreso, ni Justicia, ni Derechos, nada…

Desde los de los Estados Unidos, en plena «guerra fría», habían comandado un plan para «controlar» lo que pasaba en nuestro continente, conocido como «Plan Condor», que para ese entonces lograron instalar dictaduras en la mayoría de nuestro paises hermanos. Frente a la amenaza que representaba el antecedente de la Revolución Cubana para América, para la liberación de los pueblos.

El Golpe se ejecutó a las 3 y 10 de la madrugada del 24 de marzo de 1976 y nuestro país no volvió a ser el mismo. Se comenzó a afianzar un modelo aperturista que tornó cada vez mas injusta la distribución de la riqueza en nuestro suelo, que tomó deuda, que llegó para liberalizar la economía, que vino a destruir puestos de trabajo y a llevarse puestos a quienes pudieran estar en contra de ello.

Asesinaron a luchadores sociales, militantes, estudiantes, trabajadores, sindicalistas y a cuanta persona estuviese involucrada en cualquier colectivo que tuviera pensamiento crítico y quisiera transformar la realidad. A veces, simplemente asesinaron para robar bebés, bienes, o lo que sea. Hasta nos llevarían a una guerra para sostenerse un poco más en el poder.

Realmente las atrocidades que han cometido en esos años, dan cuenta que tan grande puede ser la decadencia humana, en cualquiera de los órdenes que nos imaginemos.

Gritamos que los 30 mil están presentes, ahora y siempre, que con Memoria, Verdad y Justicia, lograremos transformar esta realidad que duele, que genera exclusión e inseguridad, y que nos involucraremos para llevar a cabo esa transformación, con hechos, no solo con consignas.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments