domingo, junio 16, 2024
InicioCULTURANO AL CIERRE DE CASA JOVEN LA SALLE

NO AL CIERRE DE CASA JOVEN LA SALLE

¿Qué es Casa Joven? Es un Centro de día para adolescentes ubicado en González Catán; es un espacio educativo, de contención y acompañamiento integral. Tiene 14 años de existencia y trabaja con jóvenes (de entre 12 y 21 años) y familias que en su mayoría viven en el barrio Los Ceibos (KM 34 de la Ruta 3), y entre el KM 28 y el KM 42.

¿Cuántxs jóvenes participan de Casa Joven? Unxs 60 jóvenes. Algunxs de ellxs asisten a la casa para realizar diferentes actividades (talleres lúdico-expresivos, de oficios, espacio de estudio, entre otros) y a otrxs se les brinda un acompañamiento en territorio. Se trabaja paralelamente e integralmente con sus familias y/o redes afectivas.   

¿De quién depende económicamente Casa Joven? Casa Joven es parte de la Red La Salle (distrito Argentina- Paraguay), desde ahí se cubren los sueldos de la mayoría de lxs educadorxs, se pagan los servicios (gas, agua, teléfono, luz) y se compra parte de los materiales que se utilizan para las actividades y parte de los alimentos que se consumen, la casa es propiedad de los Hermanos de las escuelas cristianas (hermanos de La Salle) y por eso no se paga un alquiler. También tiene convenio con el programa Envión- Podés de la provincia de Buenos Aires y el Organismo de niñez y adolescencia (por medio de la subsecretaría de responsabilidad penal juvenil), quienes aportan recurso humano y económico. 

¿Quién tomó la decisión de cerrar Casa Joven? La decisión de cierre fue tomada unidireccionalmente por la Comisión Directiva de AEA (Asociación educacionista argentina), que forma parte de la Red La Salle. Durante los primeros días del mes de febrero, el representante legal y director general de la Fundación Armstrong, fue llamando unx a unx a lxs educadorxs y coordinadoras de la casa para comunicarles la decisión de cierre y decirles que serían “reubicadxs” en otras tareas dentro de la Fundación.

¿Por qué tomaron esta decisión? Ellxs alegan que es una decisión puramente económica, que en este contexto no pueden seguir “sosteniendo” la Casa y que quieren “replegarse” hacia la escuela (educación formal). Frente al pedido del equipo de educadorxs de posponer unos meses esta medida, para poder acompañar a lxs jóvenes en el proceso de transición hacia otras instituciones (sin el espacio físico de la casa, pero trabajando en el territorio), frente al pedido de no abandonarlxs, han dicho que no.

¿Qué pasará con lxs jóvenes y las familias? Las autoridades de la AEA y el director general de la Fundación Armstrong han dicho que están en tratativas con el Obispado de San Justo para “reubicar” a lxs jóvenes; quienes verdaderamente conocemos el territorio y metemos los pies en el barro cotidianamente sabemos que esto es inviable, no solo por la distancia González Catán- San Justo o Villegas (sabemos del enorme trabajo que se hace allí, a través de la obra iniciada por el padre Bachi y continuada por el padre Tano) sino porque, y principalmente, nuestrxs pibxs no son objetos a depositar en ningún lado, son adolescentes con derechos y poder de decisión y entienden perfectamente que la construcción de los vínculos se entrama de otra manera, con otros tiempos, con ternura y trabajo colectivo. Mientras tanto, jóvenes, familias, educadorxs y compañerxs de otras organizaciones nos encontramos en asamblea permanente para seguir defendiendo nuestra Casa Joven, y más en este terrible contexto donde las vulnerabilidades y el hambre golpean sin piedad y sin pausa, en este contexto en el que hay que multiplicar panes y peces en lugar de cerrar puertas y esperanzas.

NO AL CIERRE DE CASA JOVEN

EL HAMBRE ES UN CRIMEN

NI UN/A PIBX MENOS

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments